10 películas imprescindibles para ver en Navidad

Por Juanjo Ramos

A pesar de las inevitables cenas con los cuñados, la fiestas navideñas se prestan a disfrutar el cine en el calor del hogar. Se puede decir que las películas navideñas son un género en sí mismo, que contienen comedias familiares, películas de acción e incluso títulos de terror no aptas para los más pequeños de la casa. Ordenadas de peor a mejor, aquí tienes una de tantas listas de diez películas para disfrutar una y otra vez en Navidad. (Partimos de la base de que”¡Qué bello es vivir” ya se da por supuesta).

 

10 – Solo en casa (1990)

Producción 100% John Hughes dirigida por Chris Columbus. En realidad se trata de una versión encubierta y suavizada de una película francesa titulada ‘Game Over: Se acabó el juego‘ (3615 code Père Noël, 1989), aunque ‘Solo en casa’ tiene también sus buenas dosis de mala uva, ya que la película muestra lo espantosa puede ser la familia, lo estresantes que pueden ser las fiestas y lo sádico que es el niño protagonista (Macaulay Culkin). John Williams compone dos estupendos villancicos, además de la partitura musical.

 

 

9 – Love Actually (2003)

Esta película de historias cruzadas es una de esas películas que puedes ver una y otra vez sin cansarte. Nueve historias de amor que van desde la sensiblería más absoluta a la incomodidad más desarmante. Con todo, es el espíritu de Frank Capra el que predomina en la película de Richard Curtis. Su interminable reparto de campanillas (Liam Neeson, Hugh Grant, Bill Nighly, Laura Linney…) es otra razón para disfrutarla.

 

 

 

8- Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad (2010)

Una relativamente desconocida película finlandesa que nos cuenta el siniestro origen de la leyenda de Santa Claus en un inusual cruce de película de horror navideño y comedia marciana. Una fábula oscura no apta para niños con una gran atmósfera y ecos de ‘La Cosa” de John Carpenter.

 

 

 

7 – Bad Santa (2003)

Un Billy Bob Thorton en estado de gracia encarna a un criminal que hace de Santa Claus en unos grandes almacenes con objetivos tan aviesos (robar una vez que cierra la galería comercial) como cómicos. La película cuenta con un humor gamberro y corrosivo, lo cual no es obstáculo para concluir con un mensaje positivo final, alejándose de la ñoñez característica de las películas familiares. La película tuvo una secuela en 2016 que pasó sin pena ni gloria por los cines.

 

 

6 – Mejor solo que mal acompañado (1988)

La quintaesencia de John Hughes, uno de los nombres más importantes del cine ochentero se encuentra contenida en ‘Mejor solo que mal acompañado’ (Planes, Trains and Automobiles,), ingeniosa comedia que saca petróleo de las interpretaciones de Steve Martin y John Candy (imposible no quererlos). La química entre los dos cómicos es poco menos que asombrosa en esta road movie navideña que sorprende con un amargo giro final.

 

 

 

5 – Pesadilla antes de Navidad (1993)

Maravillosa animación stop-motion que nos cuenta los orígenes de las fiestas con mucha gracia y humor negro. El diseño de los personajes y los escenarios realizados por Tim Burton son ya icónicos. Sin embargo, la película no fue dirigida por el director de ‘Eduardo Manostijeras’ sino por el especialista en animación Henry Selick. Burton intentó repetir la jugada con ‘La novia cadáver’, esta vez dirigiendo la producción, con resultado muy inferiores. ‘Pesadilla antes de Navidad’ fue originalmente un fracaso, ya que era demasiado oscura para una producción Disney. Sin embargo, el tiempo la ha puesto en su sitio, situándose por méritos propios como clásico navideño. La música y las canciones de Danny Elfman suponen una maravillosa alternativa a los tradicionales villancicos.

 

 

 

4 – Los fantasmas atacan al jefe (1988)

Puesta al día del clásico de Dickens ‘Cuento de Navidad’, ambientada en el mundo de la televisión. Nuestro moderno Mr. Scrooge es nada menos que un desatado Bill Murray (De ahí el título original de la película: Scrooged), quien entre otras cosas nos regala un impagable monólogo final totalmente improvisado. Aunque la estrella se llevó fatal con el director Richard Donner, el resultado no solo es un festival Murray, sino que se trata de una película llena de encanto y espíritu navideño. La Navidad no comienza oficialmente hasta que emiten ‘Los fanstasmas atacan al jefe’ en la televisión.

 

 

3 – Gremlins (1984)

La unión de dos genios como Joe Dante y Steven Spielberg dio lugar a un cuento fantástico ambientado en la Navidad que define por si solo toda una era: la de la productora Amblin en la década de los 80. Estamos ante una película que esgrime un inusual giro oscuro (atención al monólogo sobre Santa Claus del personaje de Phoebe Cates) al tradicional feel good de las películas navideñas. El guión original de Chris Columbus era mucho mas cafre y la versión final de la película fue finalmente suavizada, pero con todo tuvo que inventarse una nueva calificación para la película: la PG-13 (no recomendada para menores de 13 años), que llega hasta nuestros días. La película se reestrenó en las navidades de 2017.

 

 

2 – ¡Socorro!, ya es Navidad (1988)

Aunque eso no sea decir mucho, estamos probablemente ante la mejor película de Chevy Chase y la entrega más divertida de la saga ‘Vacaciones’. ¡Socorro! ya es Navidad (National Lampoon’s Christmas Vacation) combina multitud de gags y humor slapstick con el calor de las películas de John Hughes, productor de la cinta. Lo bueno comienza cuando comienzan a llegar parientes a la casa de la familia protagonista, en especial ese redneck interpretado por Randy Quaid. Aunque la película no carga las tintas, aún se permite una cierta mirada descreída e irónica a las temidas reuniones navideñas. Una película que se puede ver cada año; no envejece.

 

 

1 – La jungla de cristal (1988)

Dirigida por un John McTiernan en plena forma, ‘La jungla de cristal’ (Die Hard) es la película que redefinió para siempre el género de acción y que lanzó al estrellato a Bruce Willis. Los míticos one-liners del actor la convierten en una de las películas más citables de la historia. Su ambientación navideña es un plus que nos regala el siguiente punch line: “Si es así como celebra la Navidad, yo no me pierdo el año nuevo“. Una película que hace el perfecto programa doble con “¡Qué bello es vivir!”.

 

 

10 películas imprescindibles para ver en Navidad
Tu valoración para esta película

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + veinte =