[Crítica] Colossal

Título Original: Colossal

Dirección: Nacho Vigalondo

Nacionalidad: USA / Canadá /España / Corea del Sur   Año: 2017

Guión: Nacho Vigalondo

Música: Bear McCreary

Fotografía: Eric Kress

Duración: 109 minutos

Intérpretes: Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Dan Stevens, Austin Stowell, Agam Darshi, Hannah Cheramy, Christine Lee y Tim Blake Nelson.

 

Trailer

 

Crítica por Juanjo Ramos

 

A estas alturas de su relativamente corta trayectoria como cineasta, Nacho Vigalondo ha demostrado ya, además de su querencia por el fantástico, su gran habilidad para hablarnos de grandes temas a nivel micro. Todas sus obras, además, están fundamentadas en un high concept arriesgado, que luego puede estar resuelto con mejor o peor fortuna, pero que cuya audacia siempre es de agradecer, sobre todo en los tiempos de los blockbusters clónicos y de las películas ideadas en comité.

 

Colossal parte de una premisa kamikaze sobre el papel: una perdedora (Anne Hathaway, en las antípodas de los glamurosos personajes que la hicieron famosa) vuelve a su pequeño pueblo natal para intentar enderezar su vida, solo para descubrir que tiene una conexión con un gigantesco monstruo que asola la ciudad de Seúl. Sin embargo, este loco concepto está plasmado y desarrollado de forma muy orgánica y hábil.

 

 

Viniendo de quien viene, la mixtura de película indie y kaijú eiga no debería sorprendernos en absoluto, ya que la mezcolanza y subversión de géneros es otra de las constantes autorales de Vigalondo. Sí sorprende en cambio que, finalmente, el cineasta ate bien los hilos y cierre de una manera brillante la historia, así como de lograr algo que hasta ahora no había conseguido ninguna de sus películas: la conexión emocional con el espectador.

 

Gracias a una narrativa y forma impecables, la película puede disfrutarse sin problemas a un nivel superficial; pero la carga alegórica (¿acaso no fueron siempre los monstruos cinematográficos una alegoría mutante de nuestras angustias?) del filme le otorga una densidad -nunca mejor dicho- monstruosa. Y es que el desastre a escala épica no es sino el efecto mariposa del turbulento microcosmos de los protagonistas (a destacar también Jason Sudeikis, en su mejor interpretación hasta la fecha), de las consecuencias de nuestros actos. Colossal también nos habla muy inteligentemente de los abusos, de la relaciones tóxicas y de las dependencias psicólogicas en un personalísimo discurso coherente al 100%. Para película feminista, ésta y no Wonder Woman.

 

Lo mejor: Triunfa en su arriesgadísima mezcla de géneros.

Lo peor: Los prejuicios ante ella.

Calificación: (4/5)

Facebook Comments
[Crítica] Colossal
4(80%) 1 votes

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 1 =