[Películas de culto] Three O’Clock High (Pánico a la tres)

Título original: Three O’Clock High

Dirección: Phil Joanou

Nacionalidad: Estados Unidos   Año: 1987

Guión: Richard Christian Matheson, Thomas E. Szollosi

Fotografía: Barry Sonnenfeld

Música: Tangerine Dream y Sylvester Levay

Duración: 97 minutos

Intérpretes: Casey Siemaszko, Annie Ryan, Richard Tyson, Stacey Glick, Jonathan Wise, Jeffrey Tambor, Philip Baker Hall, Mitch Pileggi y John P. Ryan.

 

Crítica por Juanjo Ramos

 

La década de los 80 fueron sin duda la edad de oro para la comedia adolescente, género del que John Hughes fue, probablemente, su mejor y más exitoso exponente. Títulos como ‘El club de los cinco’ (The Breakfast Club, 1985), ‘dieciséis velas’ (Sixteen Candles, 1984) o ‘Todo en un día’ (Ferris Bueller’s Day Off, 1986) combinaban magistralmente la irreverencia teen con un poso de melancolía. A diferencia de los mencionados éxitos de taquilla. ‘Three O’ Clock High‘ (también conocida como ‘Pánico a las tres‘ y ‘Cita con el peligro‘ ) pasó, allá por 1987, con más pena de gloria por las pantallas. La razón: era -y sigue siendo- una auténtica rareza en su género. 

Three O’ Clock High comienza con el inexorable movimiento de las agujas del reloj, elemento que tendrá
vital importancia durante la película. En esta primera secuencia también se nos presenta a Jerry (Casey Siezmaszko, uno de los secuaces de Biff Tannen en la trilogía de ‘Regreso al Futuro’), el apocado protagonista que será retado a una pelea por el nuevo matón del instituto. El desigual combate tendrá lugar en el aparcamiento del instituto a las tres de la tarde, justo al salir de clase. Durante la mayor parte de unos endiablados 90 minutos, y bajo la implacable y ominosa presencia de los relojes, Jerry intentará las más divertidas tretas para zafarse de una muerte casi segura, pero empeorando la situación a cada paso.

Los más cinéfilos no tardarán en darse cuenta de que nos encontramos ante una ingeniosa actualización de ‘Solo ante el peligro’ (High Noon, Fred Zinnemann, 1952) en clave de comedia estudiantil, aunque la influencia del ‘After Hours’ de Martin Scorsese es también más que evidente.

 

 

Una sencilla premisa argumental que, no obstante, nos depara momentos de alto voltaje cómico. Pero lo que realmente hace a esta película tan especial es el dinamismo y la energía con que está rodada, recurriendo a todo un arsenal de recursos estilísticos. En los créditos de la película encontramos un nombre clave en este apartado: Barry Sonnenfeld, director de fotografía que trabajaría con los hermanos Coen y desarrollaría posteriormente su propia carrera como realizador. El inconfundible estilo visual de Sonnenfeld, deudor del cartoon más desatado, es notorio en esta película, similar en cuanto a forma a ‘La Familia Addams’ o ‘Arizona Baby’, por citar dos títulos con la impronta del cineasta. Junto con ‘Todo en un día’, ‘Three O’Clock High’ sería la principal inspiradora de la noventera serie ‘Parker Lewis nunca pierde’, otra comedia high school que también hacía gala de un estilo visual cercano a los cortos animados de la Warner.

Otro nombre clave en el filme pero que no encontraremos en los créditos es el de Steven Spielberg, productor ejecutivo de la película que decidió retirar su nombre a última hora por razones no del todo aclaradas. Su implicación sin embargo fue tal, que pudo incluso dirigir la última escena de la película, añadida por exigencia suya. El Rey Midas de Hollywood apadrinaba por entonces al director de la película, Phil Joanou, cineasta que tuvo una activa carrera en los noventa, con títulos como ‘El clan de los irlandeses’ (State of Grace, 1990) o ‘Análisis final’ (Final Analysis, 1992), para poco después desaparecer silenciosamente en el mundo de la publicidad.

 

 

Como en otras tantas cintas ochenteras, los ritmos sintetizados de Tangerine Dream, aquí en su vertiente más guitarrera, nos catapulta de lleno a esa década mágica para el cine de evasión. Un plus para una película que apuesta por la diversión desprejuiciada y el ejercicio de estilo. Un título adelantado a su tiempo y una de las mejores comedias de los ochenta.

 

[Películas de culto] Three O’Clock High (Pánico a la tres)
5(100%) 1 votes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.